La ivermectina daña el higado